¿Invertir en nuestros datos personales?

Hace ya un siglo el eminente filósofo y matemático inglés Alfred North Whitehead nos insistía que las ideas que hacen avanzar a la civilización «desbaratan» la sociedad en que se dan. Y en esas estamos, de “nuevo”

Estamos en una época de cambio, de transición más bien, hacia otro modelo de economía completamente diferente, que conlleva cambios en la sociedad, en cómo nos relacionamos, en la política, a nivel cultural y a nivel profesional (nos tenemos que seguir reinventando). También la consciencia está cambiando y la comprensión de la realidad, que a su vez también cambia.

En todos estos cambios hay algo que es una constante; lo intangible. Lo que consumimos cada vez tiene un componente intangible mayor, lo que producen las empresas también y lo que se produce en las economías nacionales (PIB), por derivación también. Sin embargo, todavía no se mide ni se tiene en cuenta, porque seguramente ni consumidores, ni productores ni instituciones son conscientes de ello, aunque lo hacen a diario consumiendo, produciendo y regulando.

Seguir leyendo

Sentimiento de mercado en una economía digital

En una de las entradas anteriores escribí sobre las narrativas económicas, título de un paper súper interesante de Robert Shiller (premio nobel de economía) y ahora el título de su último libro, que supongo será un desarrollo mayor del propio paper.

Veíamos que es increíble cómo nos atrapan y arrastran las narrativas que se hacen virales, estas desaparecen tras un tiempo, pero condicionan y distorsionan completamente el juicio sobre determinados asuntos que nos conciernen y tienen que ver con la economía.

Seguir leyendo

Tipos de interés negativos y economía digital: paradoja

Hace unos días se publicó en Project Syndicate un artículo titulado «¿Las tasas ultra bajas pueden ser contractivas?» donde se analizaba la causalidad entre tipos de interés bajo y pérdidas de productividad + concentración.

Me llamó mucho la atención porque me vino a la mente una de las paradojas que se está dando en la economía digital, que cada vez es mas evidente, y que nos lleva al mismo punto: la hiperconcentración y los nuevos oligopolios que se están construyendo. Luego volveremos sobre esto.

Seguir leyendo

Lo que necesitas para obtener tu propio Alpha

El concepto de «Alpha» lo tomo prestado de la idea del valor que aporta un gestor en un fondo o un asesor financiero en el portolio de inversión de un cliente, de lo que tiene que hacer para aportarle valor (+rentabilidad, menos riesgo)… y le doy una vuelta:

«Lo que necesitas para aportarle valor a tu cartera de inversión (a ti mismo) y conseguir una rentabilidad adicional»

Alpha inversion personal -photo
Photo by Obed Hernández on Unsplash

Hace casi 20 años Vanguard publicó un estudio en el que llamaba a esto «Advisor’s Alpha». Alpha es la rentabilidad obtenida por encima de la referencia (benchmark) ajustado al riesgo, que te aporta el gestor o asesor. En el mundo de la gestión es un parámetro muy importante, de hecho una de las webs más conocida y seguida en el mundo de la gestión a nivel internacional se llama «Seeking Alpha» (buscando el Alpha).

La idea de este post es ver cómo conseguir nuestro propio Alpha cómo aportar valor a nuestro patrimonio (a nosotros mismos).

El citado estudio considera que hay tres aspectos esenciales para aportar Alpha. Vamos a verlos.

Seguir leyendo

Narrativas económicas

El lenguaje humano y su uso para comunicarnos es, con toda probabilidad, el elemento evolutivo que más nos ha hecho destacar sobre el resto de las especies, para sobrevivir y progresar. Desde que nos comunicamos contamos historias, siempre lo hemos hecho y lo seguimos haciendo. Las formas de comunicar han ido cambiando pero las historias son siempre las mismas, y la necesidad de compartirlas también.

Una narrativa o narración es una historia sencilla que expresa de manera simple un hecho que mucha gente quiere integrar en su conversación, ya sea en un cara a cara, en las noticias o las redes sociales, porque puede ser usada para estimular preocupaciones o emociones de otras personas o porque tiene interés sobre uno mismo.

Narrativas

Si le preguntas a la gente sobre su filosofía de vida o sus objetivos y metas, es muy difícil que te respondan, tienen que pensarlo mucho, pero si les das la oportunidad de que te cuenten alguna historia personal, inmediatamente te cuentan todos sus valores, lo que es importante para ellos y hacia dónde van. Es algo natural. Los antropólogos y etnólogos que han estudiado el comportamiento de diferentes tribus han constatado que existe un «universal», que todas ellas utilizan narrativas para explicar cómo son las cosas y cómo se tienen que contar (esas cosas).

Seguir leyendo

Por qué es importante Libra

El pasado mes de junio, se anunció la creación de Libra, una nueva moneda impulsada por un consorcio de 28 empresas que se ampliará a 100, entre las que destacan Facebook, Visa o Vodafone (luego las analizaremos).

Voy a intentar explicar por qué pienso que es un momento histórico de las finanzas y política monetaria. Independientemente de que tenga éxito o no, estamos transicionando a otro paradigma y este es solo una de sus muchas consecuencias. Es el primero de muchos mas cambios que veremos en los próximos años.

Me gustaría hacer una lectura de fondo, sin entrar a valorar detalles técnicos ni juicios éticos. Lo importante de este movimiento no es la moneda en sí, que dudo mucho que les dejen poder montarla, porque los bancos centrales pierden de facto todo el poder sobre la moneda. Es importante porque es la primera vez que un grupo de corporaciones tiene las capacidades económicas y técnicas para lanzar una moneda, a escala global y que puede ser una alternativa real a la moneda fiat (las de curso legal) y con capacidad de llegar a gente no bancarizada. Pero lo más importante es que es un primer movimiento de muchos que vamos a ver, es el primero de una dinámica a la que vamos a comenzar a asistir en muchos aspectos socioeconómicos. Vayamos por partes.

Seguir leyendo

Cuatro sencillas maneras de reducir el riesgo de tu cartera de inversión

La dimensión con la que medimos el riesgo de un activo de inversión y, por extensión, de una cartera de inversión (que es el conjunto de activos financieros en los que inviertes) es la volatilidad.

Como hemos visto en otras ocasiones, la volatilidad no puede recoger todo el riesgo, pero si una parte significativa y además es la medida estándar que nos permite saber cómo de arriesgado es un activo por comparación con la media de mercado o con otros activos.

Una inversión bien diversificada en acciones suele tener en torno al 20% de volatilidad y la renta fija (fundamentalmente renta fija soberana) en torno al 5%. A partir de ahí podemos comparar.

Los que comenzamos a invertir antes de la última gran crisis, tenemos el ancla psicológica de esta, y siempre está muy presente en nuestra mente las grandes caídas (drawdowns) y su prolongación en el tiempo. Es lo que destroza la psicología personal desde el punto de vista financiero y lo que te hace abandonar.

Son experiencias necesarias para estar vacunado contra lo que pueda pasar y sobre todo te vacunan contra el autoengaño de las proyecciones a futuro. Las grandes crisis marcan a generaciones y establecen pautas de sensatez y precaución que son absolutamente necesarias para el funcionamiento de un sistema de inversión personal que dure toda una vida.

Esto tiene el problema de que nos sesgamos hacia los riesgos que puedan ocurrir y construir carteras de inversión que pierden rentabilidad durante años. Cierto. Pero de esta manera nunca abandonas, o las posibilidades de hacerlo se reducen.

Una persona con un sistema de rendimientos mediocres pero relativamente estable no abandona, una que establece un sistema de rendimiento muy altos pero sin tener en cuenta los peores escenarios, si lo hace y en el por momento.

El desafío es combinarlos.

Para ello vamos a ver cuatro sencillas maneras de reducir el riesgo de nuestra cartera de inversión, cuyo objetivo es no abandonar y seguir invirtiendo, que nuestro patrimonio financiero personal siga creciendo poco a poco, para que responda por nosotros en el último tercio de nuestras vidas, que cada vez van a ser más prolongadas.

Seguir leyendo

Solo se aprende a invertir al experimentar pérdida

Y si no estás dispuesto a experimentarla (la pérdida), olvídate de invertir y conseguir esas curvas de patrimonio que crecen. Invertir y gestionar tu propio capital es un proceso, un camino, un tránsito que dura muchos años y para el que no hay atajos. Hay ciertos aspectos que se han hecho sencillos, como acceder a vehículos financieros de mucha calidad, a costes bajos, sin minimos; pero otros permanecen igual, como la psicología, el conocimiento,  la perspectiva o las circunstancias personales.

Sobre el papel es muy fácil hacer una cartera de inversión que tenga un crecimiento casi exponencial, o simplemente un crecimiento. También es muy fácil establecer objetivos, incluso siendo realistas en el largo plazo nos sorprende lo que podemos hacer crecer nuestro patrimonio financiero.

Solo aprendes a invertir al experimentar la perdida

Sin embargo es muy difícil que se cumpla. Dificilísimo. Invertir es un proceso que conlleva tiempo, es un proceso de puesta en práctica emergen escenarios y materializaciones psicológicas nuevas que nos ponen a prueba. La más compleja es lidiar con la pérdida, aunque no esté realizada. Solo en este último caso es donde se aprende. Cuando ganas no te enteras de casi nada.

Veamos algunas razones.

Seguir leyendo

¿Cuánto vale mi empresa creativa?

De todos los trabajos que realizo, valorar empresas de entornos creativos es sin lugar a duda lo que más me gusta. Un poquito más abajo veremos qué engloba «valorar» en empresas de esta tipología.

Una empresa creativa ¿para qué quiere saber su valor? Fundamentalmente para tres cosas:

  1. Buscar socios porque necesitan capital, pero sin perder el control y sabiendo realmente lo que valen,
  2. Para venderla, y
  3. Trocear procesos creativos generados internamente y que pueden vender a otra empresa, porque en caso contrario mueren.

La primera pregunta que te puedes estar haciendo es, ¿qué es una empresa creativa?

Sin acudir a ningún manual ni definición consensuada, bajo mi experiencia en Uncommon Value* una empresa creativa es aquella que innova creando nuevas soluciones. Punto. No tiene por qué ser del sector tecnológico ni digital, aunque cada vez es más común que pertenezca en cierta medida a estos sectores, puede ser incluso una empresa tradicional, hay de todo. La creatividad, junto con el tiempo y la energía, son los grandes recursos escasos. Los tres siempre han sido escasos, pero la creatividad cada vez es más importante en una economía más tecnológica, interconectada, automatizada y llena de ruido; en donde se industrializa y paquetiza todo, allí será más necesaria que nunca.

Cuánto vale mi empresa creativa
La tecnología creativa es una disciplina en expansión que combina computación, diseño, arte y humanidades.

Estamos hablando, por ejemplo, de agencias creativas digitales, agencias de experiencias sensoriales, ecosistemas de talento, bases de datos aplicadas a nuevos usos, branding en diferentes entornos, inteligencia emocional, diseño en todas sus vertientes (también diseño gráfico) o nuevos procesos industriales.

Una de las grandes paradojas de la nueva economía, del nuevo paradigma económico que nos toca y tocará vivir hasta el fin de nuestros días, es que cada vez va a ser más importante la parte artesanal; en los procesos de valoración se requieren mayor comprensión de los riesgos de mercado, de la incertidumbre de las ideas y de los lenguajes simbólicos que definen el significado de las soluciones; eso que llaman narrativas, pero que es mitología 2.0.

Seguir leyendo

GoDaddy, una empresa que ha pasado por ‘Uncommon IPO Index’

Vamos a hacer un pequeño análisis de una de las empresas que hasta hace poco formaban parte del índice “Uncommon IPO Index”, para ver qué tipo de empresas están dentro, su desempeño, su lógica subyacente y qué cosas aportan en términos de rentabilidad/riesgo en una cartera de inversión.

‘GoDaddy Group, Inc’ es la empresa líder de registro de dominios en Internet y alojamiento web. Se fundó en 1997 y tiene su sede en Arizona (EE. UU.). Tiene 77 millones de dominios registrados (gestionados) y 18 millones de clientes en todo el mundo.

En el mundillo del blogging es muy conocida porque tiene los planes de precios más baratos del mercado.

Para el índice ‘‘Uncommon IPO Index’ era una empresa que, a nivel cualitativo, cumplía los requisitos de empresa innovadora y había pasado todos los filtros de nuestra taxonomía. No voy a aburrir con literatura value a este respecto.

Vamos a los números.

Seguir leyendo