Empresas pequeñas, empresas grandes y la elección de crecer.

Existen dos rasgos o procesos (fenómenos) que dominan el mundo empresarial de los últimos años, el crecimiento rápido y la dificultad de que la pequeña empresa se convierta en grande.

Parecen excluyentes, pero no lo son, hablamos de crecer rápido y no poder crecer. A continuación matizaremos esto.

Es un tema sumamente interesante porque me toca a nivel de inversión (rápido crecimiento) y a nivel de consultoría (pymes con modelos digitales de crecimiento lento o moderado). En un tercer nivel a nivel personal-profesional en mi propio negocio.

Seguir leyendo

Lo que siempre cambia es el futuro

Una de las cosas que hacemos los seres humanos, por necesidad, es intentar aportar certidumbre donde no la hay. Aunque siempre nos ha acompañado, la incertidumbre no es un «estado» en el que nos encontremos a gusto, es algo así como «anti-natura».

Como el vértigo, que nos previene de lo fatídico.

Lo incierto nos previene de la regresión. Gracias a ello tenemos que cambiar y en el cambio se crea todo, se crea la realidad, se crea y se avanza.

# Las métricas están en constante cambio

Lo que le preocupa a la gente cambia. Incluso aunque sepas lo que va a ocurrir, lo que debería ocurrir, no sabes lo que le va a preocupar a la gente dentro de x tiempo. El éxito en la inversión consiste en gran medida en que la gente esté de acuerdo contigo después de las decisiones que has tomado (no antes).

No es suficiente con predecir qué es lo que va a ocurrir en los mercados financieros y económicos, además necesitas que millones de inversores estén de acuerdo contigo más adelante, cuando se confirme tu predicción. En otras palabras, necesitas que otras personas presten atención a lo que estás haciendo, y no tienes ni idea a dónde va a ir la atención de estas. Esto es el consenso.

¿Por qué digo esto? Porque cada época tiene sus métricas fetiche. En las últimas décadas eran los beneficios, en los 90 fueron los dividendos, en el cambio de siglo las paginas vista, en los 2010 el crecimiento de usuarios y así.

Si Uber o Snapchat hubieran salido en los años 80, cuando la métrica más importante eran los flujos de caja y beneficios, hubiera sido una broma, no les hubieran hecho caso. Uber nunca hubiera crecido. Sin embargo, ahora que la métrica más importante son los crecimientos en ingresos más allá de la rentabilidad (tenemos numerosos ejemplos de IPOs en los últimos 10 años), la historia ha cambiado y Uber es una empresa gigantesca.

Comprender lo que va a funcionar (predecir el futuro) es muy complejo porque las métricas en las que se fijan los inversores, a las que prestan atención las personas, van cambiando. Hay una doble dificultad; realidad y método de ver la realidad. Hay que predecir dos. Ocurre lo mismo en todas las actividades sociales; negocios, política, cultura.

Seguir leyendo

El sector financiero se está comoditizando

Toda la industria financiera está experimentando las transformaciones que conllevan pasar a ser negocios digitales, tecnológicos y en un plano superior, intangibles.

Esto quiere decir que los productos y servicios, aunque se centren más en el cliente, se vuelven commodities, como quien hace sillas, pero invisibles.

Como veíamos en esta entrada todo se está volviendo más fácil de conseguir, más fácil de resolver, más rápido, más barato. Profesiones completas se están comoditizando, se están convertido en instantáneos y de bajo coste (baratos).

Esto es lo que está ocurriendo en el sector financiero; todos están en la carrera de adquirir volumen porque las soluciones, irónicamente, cada vez son más parecidas.

Lo que es fácil de obtener, es fácil de copiar. Y este, el intangible, es un mundo donde las empresas que ganan se lo llevan todo.

Cuando estás en un mercado comoditizado la única variable aparente de diferenciación es el precio. Todo se automatiza, todos pueden montar sus markets, todos pueden ofrecerte el mejor producto… te quedas con el más barato o el más cómodo. Es lo que está sucediendo en la industria de gestión de activos. Vamos a un escenario de coste cero: precio universal, coste marginal cero.

Se dan las siguientes circunstancias, en esta economía de lo intangible (la parte digital), cuyo resultado siempre es la comoditización:

1/ Es muy difícil competir en características. Todos tienen las mismas, o son muy parecidas, y se están centrando en mejoras incrementales en lugar de diferenciación más radical.

2/ Los mercados se están saturando. Ha habido un crecimiento exponencial de empresas en los últimos años, sucede en todos los sectores, el financiero no es una excepción. Pero el mercado al que se dirige es el mismo.

3/ Con el tiempo los competidores se vuelven similares. Todos acaban copiándose. Esto es una característica de lo digital, puedes hacer copias infinitas, el coste es mínimo. Es muy difícil ser original, todo el mundo lee lo mismo ergo piensa de la misma forma.

4/ La diferenciación real es muy difícil y dura. Todo se vuelve barato, rápido, fácil de conseguir… y la calidad se iguala por arriba. Necesitas algo más.

5/ Si te diferencias en precio (más barato), estás muerto.

Hay un problema en todo esto; casi todos los players van a ir siendo expulsados. Esto se agrava por dos circunstancias adicionales:

(i) la regulación cada día es más compleja y costosa. Ya hemos comentado muchas veces la ironía que es eliminar problemas y complejidad (procesos) para crear nueva (la propia regulación).

(ii) nos hemos adentrado en un nuevo capitalismo, que a día de hoy no sabemos en qué va a desembocar; los estados a través de los bancos centrales están comprando los activos que cotizan en los mercados, están cambiando sus reglas, todo depende de ellos.

En esta tesitura, parece evidente, que todo va a cambiar, todo está cambiando. Uno de los grandes problemas es que vamos a un monopolio de unos pocos players (oferentes de producto) que lo van a tener todo, y a un control absoluto por parte de las autoridades, que también son parte. El problema es que no hay espacio para nadie más, es un mundo donde profesionalmente se puede hacer poco. Dicho en otras palabras, aquí no hay “long tail” debido a las barreras de entrada por la regulación (otra cosa son servicios relacionados como tecnología, seguridad, educación etcétera).

Sin embargo, como sucede con la energía, esta ni se crea ni se destruye; se transforma. Cuando paras la corriente del rio, esta encontrara otros caminos para seguir su curso. La Unión Europea ha tomado buena nota, lanzando iniciativas para desarrollarlo. Tal vez esa energía se materialice en todo lo financiero que no es cotizado (primario, privado) y que no es FIAT (centralizado, soberanía clásica).

Tipos de empresas y crisis, ¿ha cambiado algo?

En esta crisis estamos asistiendo a situaciones completamente nuevas, una de ellas es el comportamiento de las empresas tecnológicas y los modelos innovadores en los mercados financieros (y la economía).

Tradicionalmente las empresas grandes, más longevas y con modelos de negocio más sencillos y conservadores son las que se han comportado mejor en este tipo de situaciones. Sin embargo en esta crisis ha sucedido todo lo contrario. Un hecho constatado a lo largo de toda una década.

Lo primero que tenemos que entender es el ciclo de vida de un negocio.

Aquí muestro uno que me gusta particularmente y que me gusta para analizar modelos de negocio innovadores, también en pymes.

Ciclo de vida de un negocio
Ciclo de vida de un negocio. Basado en A. Damodaran.

Las compañías en crecimiento, con poca trayectoria y que están construyendo las soluciones del futuro, su desempeño depende completamente de los activos futuros. Conforme va avanzando el tiempo, la empresa se hace más longeva y el crecimiento va remitiendo, la empresa pasa a depender de los activos presentes.

Compañías recién creadas. Aquí incluímos las startups. El desafío es la pura supervivencia. No tienen casi ingresos y no hay beneficios ni se genera tesorería. Necesitan seguir accediendo a financiación privada, si no venta o cierre.

Compañías jóvenes en crecimiento. El desafío es la generación de beneficio y tesorería (caja). Todavía dependen de financiación pero no de manera absoluta. Tendrán que posponer el objetivo de llegar a punto muerto y tal vez el de crecimiento en favor de generar beneficios y caja.

Empresas maduras. Su problema afecta a sus activos actuales, es decir, a su estructura que es mayor y más costosa que las anteriores. El desafío es mantener ventas. Además tienen que lidiar con nuevos competidores y sus márgenes se estrechan (cambia también la demanda).

Empresas en declive. Dependerá del nivel de deuda y la estructura de la empresa. Necesitarán acceso a financiación, de capital o ajena. Supervivencia para mantener los costes estructurales.

La mejor manera para entender cómo está afectando la crisis a los diferentes tipos de empresa, a modo general, es analizando el impacto en función del momento de su ciclo de vida. Jóvenes vs longevas, pequeñas vs grandes, alto potencial de crecimiento vs empresa de valor. Primero vamos a ver cómo ha afectado por antigüedad. Las empresas más jóvenes son más pequeñas y con el paso del tiempo van creciendo. Este es un criterio para clasificarlas en el ciclo de vida.

longevidad empresas y como ha afectado crisis coronavirus
Fuente de datos: A. Damodaran.

La antigüedad, en sí, puede no ser un criterio suficiente, pues hay empresas que mantienen su tamaño a lo largo de su vida, esto es muy común en las pymes, así que vamos a hacer la misma comparativa por tamaño y potencial de crecimiento.

potencial de creicmiento empresas y como ha afectado crisis covid-19
Fuente de datos: A. Damodaran.

Está claro. La crisis ha impactado mucho más en empresas más antiguas y más grandes, esta relación la vemos conforme vamos avanzando en cada decil.

Normalmente las empresas más jóvenes y de menor tamaño son las que más potencial de crecimiento tienen. Como se suele decir, el que no conoce la historia está condenado a repetirla, pero podemos afirmar que el que se queda en la historia no avanza. La economía evoluciona, los mercados evolucionan, la sociedad evoluciona. Unas cosas permanecen y otras nuevas se incorporan.

Como decía A. N. Whitehead, cada nuevo momento, además de aprehender el momento anterior, incorpora algo nuevo, le incorpora su propia novedad y lo trasciende. Es un acto creativo. Creo que vivimos un proceso de transformación que es, de suyo, algo puramente creativo.

Calcula el impacto económico del coronavirus en tu empresa [calculadora]

Conscientes de los problemas a los que se enfrentan la práctica totalidad de los negocios en España (el problema es mucho más crudo de lo que se respira todavía a nivel social y la información agregada), el equipo de Uncommon Finance hemos estado los últimos días inmersos en el desarrollo de una calculadora que permite calcular el impacto económico del coronavirus (Covid-19) en cualquier negocio. Está pensada para cualquier empresa y para despachos profesionales que tienen encima de la mesa decenas de empresas en situación muy comprometida.

Calculadora COVID-19

Web de la herramienta 👉 https://impactoeconomicocoronavirus.com/

Seguir leyendo

Indicios para una nueva mirada del mundo financiero

mundo financiero

¿Son los outsiders los verdaderos arquitectos del conocimiento?, ¿las novelas de ciencia ficción pueden ayudarnos a mejorar la comprensión de lo financiero?, ¿cuál es el lenguaje financiero?, ¿la realidad la podemos explicar por un conjunto de pequeños cambios o, por el contrario, son los infrecuentes sucesos extremos los que dictan la historia de los acontecimientos?, ¿qué puede decirnos sobre esto el lanzamiento de una moneda al aire?, ¿en los mercados financieros existe cierto «equilibrio» o cierto «orden»?, ¿en los mercados financieros existe cierto «equilibrio» o cierto «orden»?, ¿pueden los hechos financieros adquirir nuevas propiedades como «percepción», «memoria» o «comunicación»?, ¿los hechos financieros se crean y transforman en algún tipo de relación entre psicología, tiempo y azar?, ¿cómo alternan nuestra percepción y cognición las nuevas formas de comunicación informativa?

Sobre estas cuestiones y otras muchas es sobre lo que he estado escribiendo, en etapas diferentes, las noches de los últimos tres años.

Este borrador de libro se titula «Céntimos underground: indicios para una nueva mirada del mundo financiero».

En este video cortito que acabo de grabar te explico algunas claves.

Seguir leyendo

¿Cuál es tu moat?

Estamos viviendo una época de transformación económica radical: modelos de negocio, soluciones, servicios o productos. Todo está cambiando, también las profesiones.

cual es tu moat

Vemos cómo casi todo se está volviendo más fácil de conseguir, más fácil de resolver, más rápido, más barato.

En otras palabras; profesiones completas se están comoditizando, se están volviendo productos fáciles de conseguir, instantáneos y de bajo coste (baratos).

Las tecnologías necesarias para poner a funcionar una empresa, por muy sofisticadas que sean, ya han entrado en esta comoditización. El capital es abundante gracias a nuestros amigos de los Bancos Centrales, aunque su asignación sigue sin ser eficiente. Capital financiero, capital tecnológico… y ¿el capital humano?

Seguir leyendo

¿Invertir en nuestros datos personales?

Hace ya un siglo el eminente filósofo y matemático inglés Alfred North Whitehead nos insistía que las ideas que hacen avanzar a la civilización «desbaratan» la sociedad en que se dan. Y en esas estamos, de “nuevo”

Estamos en una época de cambio, de transición más bien, hacia otro modelo de economía completamente diferente, que conlleva cambios en la sociedad, en cómo nos relacionamos, en la política, a nivel cultural y a nivel profesional (nos tenemos que seguir reinventando). También la consciencia está cambiando y la comprensión de la realidad, que a su vez también cambia.

En todos estos cambios hay algo que es una constante; lo intangible. Lo que consumimos cada vez tiene un componente intangible mayor, lo que producen las empresas también y lo que se produce en las economías nacionales (PIB), por derivación también. Sin embargo, todavía no se mide ni se tiene en cuenta, porque seguramente ni consumidores, ni productores ni instituciones son conscientes de ello, aunque lo hacen a diario consumiendo, produciendo y regulando.

Seguir leyendo

Sentimiento de mercado en una economía digital

En una de las entradas anteriores escribí sobre las narrativas económicas, título de un paper súper interesante de Robert Shiller (premio nobel de economía) y ahora el título de su último libro, que supongo será un desarrollo mayor del propio paper.

Veíamos que es increíble cómo nos atrapan y arrastran las narrativas que se hacen virales, estas desaparecen tras un tiempo, pero condicionan y distorsionan completamente el juicio sobre determinados asuntos que nos conciernen y tienen que ver con la economía.

Seguir leyendo

Tipos de interés negativos y economía digital: paradoja

Hace unos días se publicó en Project Syndicate un artículo titulado «¿Las tasas ultra bajas pueden ser contractivas?» donde se analizaba la causalidad entre tipos de interés bajo y pérdidas de productividad + concentración.

Me llamó mucho la atención porque me vino a la mente una de las paradojas que se está dando en la economía digital, que cada vez es mas evidente, y que nos lleva al mismo punto: la hiperconcentración y los nuevos oligopolios que se están construyendo. Luego volveremos sobre esto.

Seguir leyendo