Lo que siempre cambia es el futuro

Una de las cosas que hacemos los seres humanos, por necesidad, es intentar aportar certidumbre donde no la hay. Aunque siempre nos ha acompañado, la incertidumbre no es un «estado» en el que nos encontremos a gusto, es algo así como «anti-natura».

Como el vértigo, que nos previene de lo fatídico.

Lo incierto nos previene de la regresión. Gracias a ello tenemos que cambiar y en el cambio se crea todo, se crea la realidad, se crea y se avanza.

# Las métricas están en constante cambio

Lo que le preocupa a la gente cambia. Incluso aunque sepas lo que va a ocurrir, lo que debería ocurrir, no sabes lo que le va a preocupar a la gente dentro de x tiempo. El éxito en la inversión consiste en gran medida en que la gente esté de acuerdo contigo después de las decisiones que has tomado (no antes).

No es suficiente con predecir qué es lo que va a ocurrir en los mercados financieros y económicos, además necesitas que millones de inversores estén de acuerdo contigo más adelante, cuando se confirme tu predicción. En otras palabras, necesitas que otras personas presten atención a lo que estás haciendo, y no tienes ni idea a dónde va a ir la atención de estas. Esto es el consenso.

¿Por qué digo esto? Porque cada época tiene sus métricas fetiche. En las últimas décadas eran los beneficios, en los 90 fueron los dividendos, en el cambio de siglo las paginas vista, en los 2010 el crecimiento de usuarios y así.

Si Uber o Snapchat hubieran salido en los años 80, cuando la métrica más importante eran los flujos de caja y beneficios, hubiera sido una broma, no les hubieran hecho caso. Uber nunca hubiera crecido. Sin embargo, ahora que la métrica más importante son los crecimientos en ingresos más allá de la rentabilidad (tenemos numerosos ejemplos de IPOs en los últimos 10 años), la historia ha cambiado y Uber es una empresa gigantesca.

Comprender lo que va a funcionar (predecir el futuro) es muy complejo porque las métricas en las que se fijan los inversores, a las que prestan atención las personas, van cambiando. Hay una doble dificultad; realidad y método de ver la realidad. Hay que predecir dos. Ocurre lo mismo en todas las actividades sociales; negocios, política, cultura.

# Las preferencias generacionales cambian

Y no siempre tienen que ver con la usabilidad o eficacia de los productos y servicios que consumimos. La práctica totalidad de las tendencias de una generación, dejan de funcionar con la siguiente.

Este es un punto a favor de los nuevos jugadores que entran en industrias con altas barreras de entada. Por ejemplo la industria Fintech, en esta entrada se ve cómo los incumbentes, en general, lo están haciendo mejor técnicamente que los nuevos competidores (players), pero seguramente la generación millenial conecte mejor con los Betterment de turno porque tienen un vínculo diferente y porque es una tendencia nueva.

El fenómeno de Robinhood es una prueba de ello, un bróker poco fiable, con un modelo de negocio sospechoso y nada claro (HFT). Es un tema generacional; ni técnico, ni de usabilidad ni de eficacia o seguridad. Generacional.

La tele desplazó al teatro, el teléfono a las cartas o Slack a las reuniones o las propias llamadas. Para los que ya están es difícil ver el potencial del cambio, porque lleva tiempo comprender el cambio.

Es el famoso Principio de Planck: el cambio no ocurre porque unos científicos cambien su mentalidad, sino porque las siguientes generaciones de científicos tienen diferentes puntos de vista.

Por esta razón el filósofo de la ciencia Paul Feyerabend dice que las revoluciones científicas no son racionales.

# La gente utiliza lo que está funcionando (lo exitoso) como indicador de lo que va a funcionar bien.

Si hay algo que está funcionando bien, que está siendo consumido, comprado o utilizado por mucha gente, es tarde para que lo copies y comiences a hacer lo mismo.

Como se suele decir, el éxito es la semilla de la caída. Esto es muy significativo en la economía intangible, donde se pueden hacer copias con un coste marginal cercano a cero. Vamos, donde te copian sin contemplación.

Lo está funcionando bien es lo que toma como indicador el que copia, pero esto lleva gestándose años, y cuando está llegando a casi todo el mundo es tarde, lo que funcionará mañana es lo que todavía no ha explotado y no se ve pero lleva años gestándose.

Esto es algo que veo en mis posts, generalmente la mayor parte del tráfico orgánico que llega es de artículos antiguos. Espero que este se lea más dentro de tres o cuatro años 🙂

Cuando destacas atraes a competidores, actuales o futuros, que quieren tu «éxito». Pero lo que ocurre es que las causas que te han llevado a destacar cambian, por eso es difícil que nuevos jugadores desbanquen a los antiguos en un nicho determinado, los que suelen hacerlo inventan otro nuevo (lo evolucionan), por eso la copia no prospera.

Por eso el futuro es de los que crean.

# Algunos ejemplos de que el futuro siempre cambia

El sector de las tecnologías es el más relevante porque es donde hay más cambios, más grandes y suceden más deprisa.

Buscadores:

En 1998 la revista Fortune (link) dijo “Yahoo! ha ganado la batalla de las búsquedas”. Ese año se fundó Google. Hoy Google tiene el 90% del tráfico y Yahoo! pasó a ser marginal solo 10 años después.

Móviles y tablets:

En el año 2000 no existía el IPhone y la compañía que se frotaba las manos era 3com que salió a cotizar a bolsa (IPO) con su famosa Palm. Hoy no existe y la posición dominante la tiene Apple, que en los 2000 era impensable que pudieran hacer algo en ese mercado, entonces dominado por Nokia, que en unos pocos años tuvo que aliarse con Microsoft para no desaparecer.

Mensajería instantánea

Año 2000: “AOL’s Instant Messaging Monopoly?” (Wired)

Año 2017:  AOL cierra el servicio

Año 2019: Facebook integra WhatsApp con Instagram y Facebook Messenger. En el año 2000 ni siquiera existía Facebook, ni ninguna de las redes sociales que ahora utilizamos.

Retail

En 1997 Amazon sale a cotizar a bolsa (IPO), un año más tarde American Booksellers Association se querella contra Borders, la cadena de libros más grande de Estados Unidos y perteneciente a Barnes & Noble por monopolio. En 2005 Amazon lanza Amazon Prime, solo un año después se lleva un caso de antimonopolio contra Waltmart. La ironía es que en 2011 Borders (B&N) quebró y Amazon es el monopolio absoluto de la venta de libros, que ahora amenaza la posición de dominio en retail de Waltmart con la adquisición de Go Grocery.

Ordenadores:

Fuente: Ben Evans

En los 70 IBM tenía el monopolio, en los 90 era Microsoft, ahora casi toda la cuota de mercado es para Android.

Cada época hace impensable que alguien desbanque al monopolio reinante, algo que sucede ahora con las FAANG y que es inexorable. Por eso es tan importante explorar, lo que funciona ya no es interesante salvo para consumirlo.

Es imposible hacer predicciones sobre lo que va a funcionar más allá de dos o tres años porque estamos proyectando de manera lineal la información sobre la economía y cultura del momento actual, pero la realidad no funciona así, aparecerán cosas nuevas que no tenemos en nuestra limitada ecuación.