La relevancia del flujo de caja

Si tuviera que elegir una información (un ratio, una magnitud) para hacerme una idea sobre una empresa, a nivel financiero y con mente de inversor, sería el flujo libre de caja junto con la estructura del Balance.

Los beneficios de la empresa están incluidos en el flujo de caja (FCF), donde además se tienen en cuenta movimientos de balance. Debemos recordar que el beneficio sigue los criterios de devengo, es decir, ingresos y gastos que no tienen por qué conllevar cobros y pagos asociados.

El flujo de caja libre o Free Cash Flow (FCF) calcula los cobros y pagos de la actividad y la inversión productiva (si inviertes en ordenadores, hay una salida de dinero que no aparece en la cuenta de resultados). Por esta razón el FCF se calcula a partir del beneficio del ejercicio y se le hacen ajustes.

Seguir leyendo

Sentimiento de mercado en una economía digital

En una de las entradas anteriores escribí sobre las narrativas económicas, título de un paper súper interesante de Robert Shiller (premio nobel de economía) y ahora el título de su último libro, que supongo será un desarrollo mayor del propio paper.

Veíamos que es increíble cómo nos atrapan y arrastran las narrativas que se hacen virales, estas desaparecen tras un tiempo, pero condicionan y distorsionan completamente el juicio sobre determinados asuntos que nos conciernen y tienen que ver con la economía.

Seguir leyendo

Lo que necesitas para obtener tu propio Alpha

El concepto de «Alpha» lo tomo prestado de la idea del valor que aporta un gestor en un fondo o un asesor financiero en el portolio de inversión de un cliente, de lo que tiene que hacer para aportarle valor (+rentabilidad, menos riesgo)… y le doy una vuelta:

«Lo que necesitas para aportarle valor a tu cartera de inversión (a ti mismo) y conseguir una rentabilidad adicional»

Alpha inversion personal -photo
Photo by Obed Hernández on Unsplash

Hace casi 20 años Vanguard publicó un estudio en el que llamaba a esto «Advisor’s Alpha». Alpha es la rentabilidad obtenida por encima de la referencia (benchmark) ajustado al riesgo, que te aporta el gestor o asesor. En el mundo de la gestión es un parámetro muy importante, de hecho una de las webs más conocida y seguida en el mundo de la gestión a nivel internacional se llama «Seeking Alpha» (buscando el Alpha).

La idea de este post es ver cómo conseguir nuestro propio Alpha cómo aportar valor a nuestro patrimonio (a nosotros mismos).

El citado estudio considera que hay tres aspectos esenciales para aportar Alpha. Vamos a verlos.

Seguir leyendo

Nace ‘Uncommon IPO Index’

Hoy es un día muy especial para mi y el equipo de Uncommon Finance, acabamos de sacar el índice en el que llevamos trabajando desde abril del año pasado:

Uncommon IPO Index, el primer benchmark mundial de empresas basadas en modelos de negocio innovadores que acaban de salir a cotizar a bolsa (IPOs).

Uncommon IPO index digital and tech companies building the future

El índice está formado por empresas que, de manera creativa y sólida, transforman la economía y la vida de las personas. Esto tiene un reflejo en el crecimiento de su actividad económica y en su precio de cotización, que experimenta subidas exponenciales.

Ha sido un trabajo intenso pero bonito, con un alto grado de incertidumbre que también alimentaba una expectativa positiva.

Hoy en día hay un gran espacio de oportunidad para transformar la economía y la vida de las personas. El futuro está en plena construcción, hacen falta ideas, infraestructuras y soluciones. Los hábitos, comportamientos y creencias de miles de millones de personas están cambiando de forma radical y aquellas compañías que despiertan y lideran esa transformación son las que pueden aprovechar el volumen, la rapidez y el impacto de esos cambios.

Visto de esta manera, cualquiera querría sumarse al carro, pero ¿Cuál es el problema de valorar e invertir en este tipo de empresas?

Seguir leyendo

¿Se pueden leer el orden y el caos en los mercados?

En estos días, como viene siendo habitual, todo el mundo está diciendo que el mercado se cae, que si la guerra comercial, que si la guerra de divisas, que si Trump por aquí, que si los presupuestos de Italia por allí…

Hace tiempo decidí no leer este tipo de información. Básicamente por tiempo y porque no me aportaba nada.

Este verano fui un poco más lejos y dejé de leer el periódico. En concreto el 28 de julio, cuatro días antes de que naciera mi segundo hijo.

En este tiempo sí he visto en tres o cuatro ocasiones el telediario y alguna noticia que me ha llegado a través de algún amigo. Después de 3 meses, desenchufado de la información generalista, cuando he tocado de refilón alguna noticia, la sensación es que vivimos en el día de la marmota.

La cuestión es que los mercados bursátiles mundiales, a falta de que cierre mañana el mes, se han pegado una torta del 10% desde máximos (MSCI World); un 8,5% el S&P500, un 7,5% el Eurostoxx600 desde máximos de octubre, con caída de hasta el 9% durante el mes, un 12,5% el Nikkei y casi un 11% el Hang Seng chino.

Los primeros párrafos, casi anecdóticos, vienen por el hecho de que se trata de «cómo tratamos la información». Es un tema que me gusta mucho, porque es el nexo entre la psicología individual y colectiva y los mercados con sus resultados finalistas. En medio y en todo está «cómo manejamos la información» y sobre todo «cómo la interpretamos».

Seguir leyendo

#FintechExperience: el 28 de noviembre el Open Banking y la inversión a debate

A principios de este año entró en vigor la nueva Directiva Europea de Pagos (PSD2). Y entre sus objetivos principales: potenciar la innovación de servicios de pago y la información financiera de los usuarios.

De forma paralela, las tecnologías que potencian la hiperconectividad van ocupando titulares en los medios de comunicación, lideradas, sobre todo, por las API.

Estas tecnologías permiten que los servicios puedan interconectarse entre sí y que los clientes podamos adquirir cualquier servicio financiero a través de múltiples canales.

Las posibilidades que ofrece esta tecnología son infinitas: entidades tradicionales distribuyendo sus productos en canales digitales como agregadores financieros; bancos digitales creando marketplaces de productos de otras fintech, empresas pudiendo utilizar la tecnología fintech para áreas específicas de su negocio como las divisas o los pagos, etc.

Es el año en que se inicia el Open Banking.

Hasta ahora, todos los focos se han puesto sobre la relación entre los particulares y las entidades financieras, nuevas y establecidas.

Pero, ¿qué sucede con las empresas? ¿Pueden beneficarse las compañías de este incipiente formato, más digital y tecnológico? ¿Puede suponer una equiparación entre grandes corporaciones y empresas medianas y pequeñas?

Para reflexionar sobre estos retos y poder dar respuesta a estas cuestiones esenciales, en Fintech Spain han organizado un nuevo #FintechExperience.

Con el mismo formato que los anteriores eventos, y con el apoyo de Raisin, el encuentro se dividirá en dos partes.

Comenzaremos con una keynote de David Jiménez Maireles, Country Manager de Raisin en España, que nos ofrecerá una visión global sobre el tema a nivel nacional y europeo.

David es uno de los mayores influencers en temas fintech a nivel mundial y cuenta con amplia experiencia en innovación dentro de la industria financiera.

A continuación, comenzaremos una mesa redonda en la que participarán tres ponentes

· Santiago Novoa, Director de Negocio Institucional de Abanca y que ha ocupado con anterioridad responsabilidades en la banca de empresas de la entidad.

· Jesús M. Campoy, vicepresidente de AIF (Asociación de Asesores de Inversión y Financiación), Intermediario independiente de crédito.

· Agustín Castellanos, Director de Unidad de Negocio en AT Sistemas, empresa tecnológica con amplia experiencia en el sector financiero.

La mesa estará liderada por Pablo Blasco Bocigas, fundador y director de Fintech Spain.

El objetivo es analizar qué factores pueden promover la adopción del Open Banking en empresas, conocer la visión de estos actores sobre el desarrollo de negocio desde varios puntos de vista y analizar cómo se pueden implementar, desde el punto de vista tecnológico, proyectos basados en Open Banking para empresas.

Cerraremos el evento con un espacio para el networking con los asistentes mientras disfrutamos de un picoteo.

El encuentro se celebrará el miércoles 28 de noviembre en Impact Hub Piamonte (Calle Piamonte, 23) de 18 a 20 horas.

Si te apuntas nos vemos allí.

Indicador sobre empleo orientado a la inversión

Vamos a ver un indicador sobre el empleo que nos puede ayudar a tener una visión global y contextual de lo que está ocurriendo o puede ocurrir.

Más bien es un conjunto de cuatro indicadores, construidos sobre lo mismo.

Uno de los problemas de la información macroeconómica es que los datos pueden estar cocinados y no suelen tener una relación tan directa como sucede con otros parámetros más puramente financieros, como por ejemplo la relación entre los movimientos en el precio de renta variable y renta fija.

Este es un problema externo, de los datos y su relación con la realidad. Además, suelen venir con uno o dos meses de retraso sobre el «hecho bursátil».

Existe un segundo problema, de orden interno; como la relación con el «hecho financiero» no es tan directa y rápida, es el caldo de cultivo perfecto para lanzar cientos de escenarios posibles, los escenarios mentales que solo se dan en nuestra cabeza, en la del analista. El grado es mucho más subjetivo. Este es posiblemente el gran problema de interpretar la información económica con relación a la de los mercados financieros, que añadimos a la complejidad del asunto (muy alta) la complejidad generada por nuestra cabeza (muy alta también).

Predecir o confirmar grandes movimientos de la economía financiera con un único indicador es imposible, por la sencilla razón de que cada crisis se origina por una causa diferente, o cuando lo hace por una causa parecida la materialización es distinta. Tienen analogías, pero no son idénticas.

Por eso trato de tener un mapa de varios indicadores transversales que me ofrezcan en un vistazo un cuadro más amplio.

Ayer fue por una burbuja de crédito, anteayer por una burbuja bursátil, antes-antes de ayer por una guerra, al otro día por una crisis energética… y a veces por un cambio económico que lleva aparejados destrucción de empleo y empresas.

Así que hoy nos vamos a centrar en esta última parte.

No vamos a entrar en la retórica. Solo datos, visual, geometría.

Tiene un fundamento lógico. Pero no vamos a pasar al discurso retórico, porque este no ofrece nada en cuanto la rentabilidad en los mercados financieros.

Seguir leyendo

Dark Pools

En el artículo de hoy vamos a ver un tema de gran trascendencia en el funcionamiento de los mercados financieros, pero al que no se ha prestado ninguna atención debido, en gran parte, a que es difícil de abordar por la escasa información y porque solo se conoce a nivel institucional muy top, lo más top.

Estamos hablando de los ‘Dark Pools’.

En esencia los Dark Pools son los lugares (espacio virtual) donde se realizan contratos privados entre grandes inversores institucionales, en los que pactan la compraventa de activos financieros cotizados, fuera de las bolsas.

De esta manera consiguen dos cosas:

1) No se saben los precios

2) Obtienen mejores condiciones de compraventa, puesto que manejan grandes volúmenes.

Esta es la obvia.

Pero hay otras dos menos obvias:

1) Como mueven grandes volúmenes de dinero, evitan que el precio de las acciones que compran (demanda) se mueva al alza, perjudicando la propia compra. En un a venta (oferta) al revés.

2) Escapan a los algoritmos del High Frequency Trading, que viven de cazar sus movimientos.

Vamos a explicarlo con detenimiento.

Luego sorpresa, veremos cómo hacer una lectura que nos beneficie como inversores particulares.

Seguir leyendo

Indicador Coppock para caídas de mercado

Una pregunta recurrente que me hacen es, ¿cómo puedo saber cuándo van a caer «las bolsas»?

Con el paso de los años comprendes que la pregunta está mal planteada. La pregunta correcta es,

Cómo saber si la caída de mercado que estamos viviendo va a ser de las grandes.

No podemos saber cuándo van a caer, no podemos adelantarnos. Lo que si podemos hacer es confirmar con una probabilidad más alta, que el cambio en la tendencia del mercado va a ser importante. Con el objetivo de saber qué hacer o no hacer con nuestro sistema financiero personal, qué consecuencias e impacto pueden tener y saber perfectamente qué decisiones tenemos que tomar (o no tomar).

Aquí me voy a referir exclusivamente a las grandes caídas, que es lo que debería preocuparnos. Luego los mercados, aunque a largo plazo suben, pueden subir y bajar y no pasa nada, y si esto te preocupa no deberías estar invertido en ellos.

Uno de los problemas que encontramos para confeccionar indicadores o series de datos de calidad, homogéneas, es que casi todo son datos de Estados Unidos. Al ser un mercado homogéneo, con casi dos siglos de histórico, moneda única desde el inicio y cultura financiera avanzada, tenemos series temporales de datos de casi cualquier cosa, muy consistentes y casi todos ellos en versión abierta o si no están libres se pueden comprar.

Seguir leyendo

Reduciendo incertidumbre. La profesión.

Gestionar dinero, activos financieros, es básicamente una tarea de reducir la incertidumbre al máximo.

Siempre hay una parte que desconocemos o al menos donde sabemos que tenemos limitaciones. Es lo que en la filosofía de inversión value se denomina «zona de competencias». Al delimitarla ya estás reduciendo incertidumbre.

Esta es la diferencia fundamental entre la gestión activa y la gestión pasiva, que tristemente ha derivado en «más barato o más caro» o «más diversificado o menos diversificado». Si levantamos el velo y tenemos experiencia de campo, comprendemos que la diferencia fundamental es otra:

1) La gestión activa reduce la incertidumbre para centrarse en lo certidumbre (competencia), que es donde tiene probabilidad de ser rentable y ganar al mercado.

2) La gestión pasiva da por hecho que el gestor (uno mismo) es incapaz de reducir esa incertidumbre y, en lugar de reducirla o apartarla, lo que hace es abrazarla e introducirla en su sistema de inversión, diversificando al máximo entre diferentes activos descorrelacionados. Matizaremos esto luego.

Seguir leyendo