Qué es el dinero en la economía intangible

Lo que entendemos como dinero está cambiando, aquello con lo que pagamos ya no es solo dinero o, mejor dicho, está compuesto por nuevas formas de dinero.

Qué es el dinero hoy en dia.
Cuadro de André Breton

Parto de las siguientes tres premisas sobre qué es el dinero:

/ El dinero actual se caracteriza por tres elementos: es un medio de cambio, es una unidad de medida y es un depósito de valor.
/ El dinero es un sistema contable. Contabiliza cómo se mueve y deposita el valor, a precio de mercado, de los servicios y productos que se intercambian.
/ La arquitectura que sustenta el dinero es digital. Estamos en una economía altamente intangible, donde todos los sistemas de información, depósito y contabilidad son digitales.

Existen 3 maneras de pagar en este nuevo paradigma en el que entramos con el cambio de siglo:

/1 Con dinero
/2 Con tiempo
/3 Con datos

Cómo pagamos por servicios y productos digitales como vídeos en YouTube, conexiones en LinkedIn, noticias en Twitter, música en Spotify, películas en Netflix o productos no tan intangibles como cualquier-cosa-que-se-te-ocurra en Amazon.

La primera con una transacción de dinero, en forma de compra única o con una suscripción recurrente. La segunda con el tiempo que dedicamos a estas plataformas y a ver sus anuncios (lo pagas de manera indirecta). El tercer método es parecido a la publicidad, solo que aquí lo que se venden son tus datos.

Lo interesante llega cuando comenzamos a considerar el coste de las cosas en función no solo del dinero «clásico», sino en función del tiempo o de los datos.

El otro día alguien ponía en una red social que había 1.500 cursos de las mejores universidades online gratis. Desde el punto de vista de pagar con dinero, es barato, es una oportunidad. Sin embargo, teniendo en cuenta que solo se terminan el 7% de esos cursos, que hay que buscar entre miles de ellos y que hay que dedicarle mucho tiempo, a mi aquello me pareció caro, muy caro. Además, tenía que pagar con datos.

Un libro es lo contrario, por muy poco dinero te proporciona horas y horas de disfrute de ocio, y además no pagas con datos. El valor recibido (dinero no pagado en ese tiempo) es muy superior a su precio, pagado solo con dinero.

Las fronteras entre lo caro y lo barato, el precio pagado y el valor recibido, se diluyen. Ya no están tan claras.

¿Vale más tu dinero en forma «clásica» o tu dinero en forma de tiempo?, ¿qué pasa si tienes que pagar con datos que además te llevarán a gastar más tiempo?

Esto nos lleva a otro punto fundamental, ¿qué es la liquidez de los activos hoy en día?

La tecnología ha resuelto en gran parte el problema de la liquidez en numerosos activos que eran completamente ilíquidos, desde derechos de autor a materias primas locales, de préstamos no bancarios a inversiones en microempresas (capital riesgo), de coleccionables a activos mobiliarios. Hoy en día permite crear mercados o cuasi mercados con plataformas y pagos digitales de manera formal o informal.

Si le damos estas dos dimensiones adicionales al dinero, los análisis cambian. En la economía intangible me parece fundamental. Ver durante horas videos en Instagram es gratis desde la perspectiva tradicional, pero teniendo en cuenta el tiempo y los datos. estás pagando un precio demasiado elevado.

Y si leemos que la Unión Europea está pensando en construir un «euro digital» nos suena a eufemismo, porque el euro ya es digital (tercera premisa), desde su nacimiento. De hecho es un sistema contable digital (segunda + tercera).

Las dimensiones de comprensión se van moviendo, las categorías ya no son absolutas. Esto será así hasta que el nuevo paradigma se asiente. Los modelos de negocio de servicios y productos que consumes ya no son aparentes, incluso parecen invisibles, por lo que deberías considerar las tres formas de pagar que estás adoptando cada día y sus 3 premisas básicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *